¿Qué complicaciones puede producir una Litiasis Urinaria?

Lo habitual tras un Cólico Nefrítico con un tratamiento adecuado de primera línea, es la recuperación rápida del mismo con o sin expulsión del cálculo. 

En determinadas circunstancias, nos encontramos ante complicaciones que precisan de otro enfoque terapéutico más agresivo:

  1. Uropatía Obstructiva: consiste en la obstrucción del aparato urinario por el cálculo, precisando una derivación urinaria (cateterismo o nefrostomia).
  2. Pielonefritis Aguda: consiste en una infección urinaria complicada que se extiende al riñón. Precisa de ingreso hospitalario y tratamiento antibiótico enérgico.
  3. Sepsis urinaria: cuadro clínico grave que precisa ingreso en Unidad de Cuidados Intensivos
  4. Pielonefritis Xantogranulomatosa: se asocia a litiasis en un 80% de los casos; el riñón ya no funciona y se asocia a infección por Proteus. Generalmente hay que extirpar el riñón.
  5. Nefrocalcinosis: riñón en esponja, Enfermedad de Kacci-Riccchie.
  6. Cálculos Coraliformes.
  7. Insuficiencia Renal Terminal: secundaria a problemas litiásicos no tratados y como consecuencia deterioro progresivo de la función renal.